miércoles, 04 de enero de 2017

El Ayuntamiento de La Laguna promueve el uso de bolsas reutilizables entre los ciudadanos

La Concejalía de Medio Ambiente, que dirige Zebenzuí González, reparte entre los usuarios de los centros vecinales talegas alternativas a las tradicionales de plástico
Bolsas ecológicas

La concejalía de Sanidad y Medio Ambiente, que dirige el concejal Zebenzuí González, ha puesto en marcha una iniciativa de sensibilización ciudadana sobre las repercusiones sociales y ambientales del uso excesivo de bolsas de plástico. La campaña se halla en una primera fase, consistente en el reparto de unas originales bolsas ecológicas entre los usuarios de los centros ciudadanos y de las actividades promovidas por la concejalía de Participación que se realizan en estos espacios.

Conscientes del excesivo consumo de bolsas comerciales de un solo uso y de la difícil gestión que estos residuos generan, González ha explicado que el propósito de esta campaña es “promover una relación más respetuosa con el medio ambiente a través de una acción tan cotidiana y simple como es el uso de bolsas de género reutilizable”. Las bolsas elegidas para esta iniciativa tienen la particularidad en el diseño de que son desplegables, presentándose con forma de distintos tipos de fruta cuando están recogidas. Incorporan, además, el logo oficial del Ayuntamiento lagunero.

El concejal socialista ha señalado que esta campaña de sensibilización tendrá continuidad en los próximos meses con la edición de un modelo específico de bolsas reciclables para los clientes del Mercado Municipal. Asimismo, González y la primera teniente de alcalde Mónica Martín han animado a todos los agentes económicos y sociales del municipio a implicarse a este propósito de mejora de los hábitos de consumo, sumando conciencia y dando ejemplo en la progresiva retirada de las bolsas de plástico, dado, entre otras razones, su elevado índice de contraindicaciones.

Las bolsas de un solo uso, según ha explicado Zebenzuí González, apenas tiene una vida media de 12 minutos y están fabricadas a partir de petróleo, un recurso no renovable y con el agravante de no ser biodegradable. “Este tipo de material puede tardar 500 años en desaparecer de la naturaleza”, ha dicho el concejal de Medio Ambiente y Sanidad de La Laguna. “De hecho”, ha añadido, “es muy posible que su uso sea prohibido en España a medio plazo, tal y como ya han hecho algunos países del entorno”.

 

Volver

 
 
 
cerrar